¿En qué casos se recomiendan las prótesis dentales?

prótesis dentales

Las prótesis dentales se recomiendan en caso de pérdida de una o varias piezas dentales. No reponer un diente extraído o perdido produce el movimiento de los dientes adyacentes hacia el espacio libre que queda, sobre todo en las piezas situadas posteriormente, y un crecimiento del diente antagonista al perdido.

Este movimiento es variable de persona a persona, puede ser más o menos visible, y consiste en la inclinación de las piezas, por lo que se modifican la forma de las arcadas y, como consecuencia, la función masticatoria.

Con el paso del tiempo estos movimientos pueden provocar dolencias en las articulaciones de la mandíbula y en el cuello, por lo que antes de llegar a esto, te recomendamos que repongas ese espacio vacío en tu boca con una prótesis dental. Ten en cuenta, además, que un espacio vacío en tu boca significa un mayor riesgo de caries porque la higiene bucodental se ve dificultada.

¿Qué son las prótesis dentales?

En primer lugar, una prótesis dental es un elemento artificial que nos sirve para restaurar la anatomía de una o varias piezas perdidas, a la vez que se recupera la parte funcional y estética.

Llamamos prótesis tanto al elemento que sustituye a una arcada completa como al implante unitario

Son elementos totalmente personalizados; en el caso de los implantes el material más utilizado es el titanio para el implante y la porcelana para la corona, mientras que para las prótesis completas, el acrílico y la porcelana. La base de este tipo de prótesis imita al tejido y color natural de la encía.

Cualquier tipo de prótesis dental es fabricado por un profesional protésico, bajo las indicaciones del dentista.

¿Qué opciones de prótesis dentales hay?

Según el número de dientes que vayan a reemplazar, las prótesis pueden ser completas o parciales.

La completas sustituirán toda una arcada, superior, inferior o ambas, y las parciales si solo sustituyen uno o varios dientes.

Cuando a un paciente le falta un diente, existen dos opciones: realizar un implante o hacer un puente. En ambos casos son dos opciones de prótesis fijas, ya que, hoy en día, no se recomienda poner una prótesis removible para reponer una sola pieza ausente. Vamos a ver con más detalle los tipos de prótesis que hay:

Prótesis fijas

Son las que no pueden ser retiradas por el paciente. Dentro de este grupo están las coronas o puentes fijos, que sirven para restaurar uno o varios dientes. Coloquialmente, las coronas son llamadas también fundas y se usan para cubrir un diente que deberá ser tallado para colocarla. Los puentes se colocan sobre los dientes adyacentes al espacio perdido, también previamente tallados, apoyándose en ellos.

Hay otros dos tipos de prótesis fijas, la prótesis fija sobre implantes, que se fija mediante tornillos a la arcada o se cementa en implantes previamente colocados en los huesos maxilares y se usa para restaurar la funcionalidad de toda una arcada y la prótesis híbridas sobre implantes que, aun siendo fija, requiere que el paciente acuda a la clínica para que el dentista la higienice, ya que combinan la fijación de los implantes con la mucosa de la encía para ajustar la prótesis. Suelen estar fabricadas con materiales acrílicos.

Prótesis removibles

Las prótesis removibles pueden ser retiradas por el paciente para poder proceder a su lavado y son la alternativa a los implantes, ya que hay personas que no pueden realizárselos. La más típicas son las prótesis completas removibles. Muchos las conocemos con el nombre de dentaduras postizas, pero su nombre en realidad es “prótesis mucosoportadas”, ya que la sujeción se asegura con el apoyo de la prótesis en la encía.

También podemos encontrar las prótesis parciales removibles de resina. Son las indicadas si dispones de un área oral desdentada, pero aún conservas algunos dientes naturales. Como además de en la encía se apoyan en tus dientes naturales mediante unos ganchos metálicos, reciben el nombre di “mucodentosoportadas”. Hay otro tipo similar, son las prótesis removibles esqueléticas. La diferencia entre una y otra reside en la estructura de este tipo de prótesis, ya que está realizada con diferentes aleaciones metálicas para conseguir una mayor fijación sin necesidad de ganchos

¿Cómo debo cuidar mi prótesis dental?

Seguro que tu dentista te va a dar muchos consejos en el momento en que te coloque la prótesis, pero ya sabes que una adecuada higiene bucodental y acudir a las revisiones dentales programadas es el mejor modo de cuidar tu salud bucodental, no solo tus prótesis.

Si tu prótesis en removible tendrás que lavarla después de cada comida con un cepillo especial para prótesis y pasta dentífrica. Obviamente, también tienes que limpiar tu cavidad dental, no solo la prótesis.

Cada noche extrae la prótesis para que tus encías puedan descansar y sumérgela en un recipiente con agua y un comprimido limpiador para higienizarla y eliminar las manchas.

Es recomendable realizar masajes en las encías para mejorar el riego sanguíneo

Si por el contrario tu prótesis es fija, deberás limpiar todas las partes accesibles como si de un diente natural se tratase, usando cepillo y pasta fluorada y seda dental o cepillo interdental si fuese necesario.

Recuerda que las prótesis pueden ser necesarias a cualquier edad, por lo que te invitamos a que te pongas en contacto con nuestra Clínica Dental Dr. Vicente Torres, tu clínica dental para toda la familia.

Estamos en:

Calle Fray Junípero Serra, 82. 46014. Valencia.

Teléfonos: 96 344 75 55 – 600 467 858

WhatsApp: 600 467 858

E-mail: info@dentalvicentetorres.com

www.tuclinicadefamilia.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.